A lo largo de la historia el hombre adquirió conocimientos que le han permitido solucionar los problemas de salud con diferentes métodos según su educación, cultura y religión. Esos conocimientos eran parciales y cada técnica pertenecía a una cultura. Hoy, el ser humano aprende, mejora, crea e intercambia técnicas en beneficio de la profesión y la salud del paciente. La medicina alopática o “convencional” va de la mano con la medicina complementaria. Esta unión ofrece al profesional de la salud la oportunidad de brindar al paciente soluciones holísticas o integrales a sus enfermedades. La odontología neurofocal siguiendo los principios de la terapia neural, la bioenergética termodinámica y demás contextos bioenergéticos, fundamentales para ampliar diagnósticos y planes de tratamiento en beneficio de la salud de los pacientes y mejorar la calidad de vida, establece la relación de los dientes con diversos órganos y sus funciones, e identifica patologías a distancia.

Ampliar la formación del profesional de la salud en el área de las medicinas integrativas aplicadas a la odontología neurofocal y viceversa, con una visión integral del paciente.

¿Qué es la terapia neural?

La terapia neural es una técnica que consiste en realizar una serie de microinyecciones con un anestésico local, normalmente procaína, en una serie de puntos del cuerpo. Básicamente actúa a nivel de sistema nervioso vegetativo.

Mediante estas inyecciones se consigue estimular las células nerviosas que han quedado dañadas a causa de un shock o trauma (despolarizadas en términos de terapia neural), recuperando su buen funcionamiento y en consecuencia mejorando el estado de salud y bienestar del paciente.

Siguiendo la historia clínica se determinan los puntos a pinchar, tales como cicatrices, ganglios o nervios periféricos, a fin de restablecer el equilibrio del organismo y conseguir de esta manera la curación.

La terapia neural trata al ser humano como un todo, es decir mente, órganos, emociones y tejidos están conectados a una misma red nerviosa.

Historia y descubrimiento de la terapia neural

La efectividad curativa de la terapia neural radica en la correcta aplicación de anestésicos locales. Fue descubierta en 1925 por los médicos alemanes Ferdinand Huneke y su hermano Walther. Accidentalmente inyectaron a su hermana por vía intravenosa un preparado con procaína para tratar de la migraña crónica que sufría. Al día siguiente observó que le había desaparecido el dolor de cabeza por completo. Posteriormente realizó otras pruebas inyectando procaína en pacientes afectados por un trauma que les había dejado cicatrices obteniendo buenos resultados. Observando una paciente con fuertes migrañas le inyectó procaína paravenosa obteniendo éxito. Fue entonces cuando empezó a relacionar la existencia de relaciones vasculonerviosas a través del sistema nervioso neurovegetativo.

Posteriormente tratando a una paciente con un dolor constante en el hombro, que no reaccionaba al tratamiento convencional, le inyectó procaína en una antigua cicatriz de la pierna izquierda. Comprobó que recupero la movilidad en el brazo y sus dolores desaparecieron. Lo denominó “campo de interferencia energética”. Una debilidad en una zona del cuerpo, puede provocar molestias en otra zona corporal.

¿Como actúa la terapia neural?

El sistema nervioso vegetativo es la parte del sistema nervioso que controla todas nuestras acciones involuntarias. Como acciones involuntarias entendemos la frecuencia cardiaca o respiratoria, la tensión arterial y la digestión. Se distribuye a través de la médula espinal y se va dividiendo en varios plexos nerviosos que controlan determinadas zonas del organismo.

Podemos entenderlo como una red de cableado eléctrico a través de la cual se procesa toda la información que llega de los diferentes órganos y vísceras, así como las diferentes respuestas para mantener nuestro estado de homeostasis interna.

Cuándo nuestro organismo recibe un trauma, esta red puede quedar dañada. Es el conocido campo de interferencia energética.  Se produce un” corte de luz “en nuestro sistema nervioso periférico.

Nuestras células tienen un potencial eléctrico de membrana de 40-60mV. De hecho, funcionan igual que unas pequeñas baterías En condiciones normales ellas mismas se repolarizan gracias a la energía obtenida del metabolismo del oxígeno, pero, cuando sufren un shock o estímulo irritativo quedan despolarizadas.

Ello repercute en nuestro estado de salud ya que, al haber una deficiencia en las transmisiones nerviosas, no se reciben adecuadamente los estímulos necesarios para el buen funcionamiento de nuestros órganos, apareciendo diferentes signos y síntomas de malestar.

La procaína tiene un potencial de 290mV, que al aplicar al organismo ayuda a la célula a recuperar su polaridad y por tanto su capacidad de transmisión eléctrica. Es un regulador bioquímico y biofísico. El cortocircuito eléctrico que ha ocasionado el trauma queda reparado y los impulsos nerviosos se vuelven a transmitir con normalidad, mejorando el estado de salud del paciente.

¿Cómo es una sesión de terapia neural?

Primero de todo el profesional especializado en terapia neural hará la historia clínica del paciente, anotando cómo empezó el dolor, cuáles fueron los primeros síntomas y dónde aparecieron, así como todo lo que se relacione con su persona.  Esta información es muy útil para detectar posibles “campos de interferencia”.

Una vez analizada la historia clínica, se procederá al inicio de la terapia neural, efectuando una serie de pinchazos para inyectar la procaína o en su defecto la lidocaína en los puntos determinados que causan el bloqueo. Los pinchazos son superficiales ya que se estimula el sistema nervioso periférico. Cada persona tiene una respuesta individual, incluso puede ser que se liberen emociones como rabia, tristeza relacionadas con algún evento traumático.  El número de sesiones dependerá de la respuesta del paciente y de su evolución.

Beneficios y aplicaciones de la terapia neural

La terapia neural es muy efectiva en todos los procesos en los que haya dolor. Es perfectamente compatible con cualquier tratamiento alopático. Como guía podemos recomendar terapia neural en los siguientes procesos:

  • Trastornos y síndromes dolorosos de origen reumático
  • Cefaleas y migrañas
  • Artrosis y lumbalgias
  • Artritis
  • Estrés y decaimiento físico
  • Desordenes de la tiroides
  • Enfermedades pulmonares
  • Problemas digestivos como gastritis
  • Problemas pulmonares y estados asmáticos
  • Trastornos del sueño.

La terapia neural también es segura en niños y mujeres embarazadas.

El hecho de que la terapia neural haya sido descubierta por médicos y dado que hay un gran número de estudios científicos que la avalan, se posiciona como una terapia ampliamente reconocida y segura. La terapia neural, es una terapia de gran prestigio en países europeos como Alemania o latinoamericanos como Colombia o Argentina. En España no es tan conocida por falta de difusión. No obstante, hay médicos españoles como el doctor David Vinyes que han hecho una gran labor divulgativa de la terapia neural en nuestro país.

Contraindicaciones y efectos secundarios

La aplicación de anestésicos y por lo tanto la aplicación de la terapia neural, no es recomendable a personas que padezcan problemas del corazón como puede ser la bradicardia severa o bloqueos en la aurícula ventricular.

También hay que tener especial atención a los alérgicos a la procaína, en cuyo caso se le administrará preferiblemente lidocaína.

Como efectos secundarios a la procaína, podemos sentir inflamación dolorosa en los puntos que nos han pinchado, fiebre moderada, agotamiento… No obstante, estas reacciones pueden ser debidas más a una reacción autocurativa del propio organismo. Si aparecen no duran más de 24-48 horas.

ODONTOLOGÍA ALOPÁTICA Y ODONTOLOGÍA NEUROFOCAL (TERAPIA NEURAL): ¿SON TÉCNICAS COMPLEMENTARIAS?

A lo largo de la historia el hombre adquirió conocimientos que le han permitido solucionar los problemas de salud con diferentes métodos según su educación, cultura y religión. Esos conocimientos eran parciales y cada técnica

¿QUÉ TIPO DE MORDIDA TIENES?

Definir la belleza es muy difícil. Sin embargo, un rostro atractivo siempre se encuadra dentro de proporciones armónicas, con las variaciones personales y raciales de cada uno, donde las medidas juegan un papel importante. Existe

¿ES LA MEDICINA ALOPÁTICA LA MEJOR SOLUCIÓN PARA TUS DIENTES?

La Medicina Alopática se basa fundamentalmente en tratar enfermedades a través de drogas que actúen por el mecanismo de “los contrarios”. Esto es: si hay gripe, se suministra un antigripal; si hay fiebre, se receta un antifebril;

¿QUÉ ES LA ODONTOLOGÍA DEPORTIVA?

La odontología deportiva es la rama de la medicina deportiva que se ocupa de la prevención y el tratamiento de las lesiones bucodentales y las enfermedades orales asociadas al deporte y el ejercicio. Los deportistas