El cepillado de dientes es la rutina más esencial para mantener una buena salud bucodental. Para ello deben tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Un cepillado después de cada comida, con un mínimo de tres veces al día.
El cepillado elimina los restos de alimentos y la placa bacteriana, evitando la acumulación de sarro y los restos de alimentos situados en las caras externas, internas o de masticación y que pueden afectar a las estructuras dentales.

2. La técnica para el cepillado de los dientes es muy importante. Se aconseja seguir siempre el mismo orden para no dejarse ninguna zona sin limpiar, empezar siempre por el mismo sitio, por la misma arcada y posición:

  • Colocar el cabezal del cepillo en posición horizontal sobre la encía superior, con una inclinación de 45º sobre el plano de los dientes.
  • Se inicia el cepillado de dientes con movimientos verticales de arriba abajo y viceversa cubriendo totalmente la encía, el diente y la unión de ambos. Debe repetirse con la parte interior de los dientes. Los movimientos deben ser suaves pero firmes. Si el cepillado se realiza con movimientos horizontales se corre el riesgo de dañar las encías el cuello dental.
  • Continuar del mismo modo diente tras diente hasta cubrir la mitad del arco superior y repetir la misma maniobra con los tres segmentos restantes de la dentadura.
  • En la zona de masticación (la parte superior de las piezas dentales) el cepillado de dientes se debe realizar en sentido horizontal y con movimientos cortos de atrás a delante.
  • El cepillado de los sientes debe durar al menos tres minutos.
  • Para finalizar, debe limpiarse la lengua, de delante hacia atrás varias veces.
  • Posteriormente, se realizará un enjuague suave, con el fin de eliminar el dentífrico sobrante pero permitiendo que quede el flúor del mismo depositado sobre el esmalte dental.
  • Conviene pasar el hilo dental por los espacios interdentales para asegurarse que no queda ningún resto de alimentos en ellos.

3. Hay que lavar y secar el cepillo después de cada uso.

4. El cepillo debe cambiarse aproximadamente cada tres meses, ya que si desgasta el cepillado no sería correcto.

En el caso de que con el cepillado se produzca sangrado de las encías, puedes consultar al odontólogo ante la posible existencia de una enfermedad periodontal (gingivitis y periodontitis) y así actuar de inmediato para tratarla.

TIPOS DE ORTODONCIA, ¿SON TODOS IGUALES?

05,07,2018|0 Comments

Existen diferentes tipos de ortodoncias. Empezaremos explicando que la ortodoncia es una especialidad dentro de la odontología que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de

  • odontologia neurofocal

ODONTOLOGÍA NEUROFOCAL INTEGRATIVA: QUÉ DEBES SABER DE ESTA TÉCNICA

20,06,2018|0 Comments

La Odontología Neurofocal entiende la cavidad oral (boca) no de una manera aislada sino como parte de la totalidad de nuestro ser. Para los expertos de la medicina psicosomática, los dientes son los portadores de

  • miedo al dentista

MIEDO AL DENTISTA: 3 CLAVES PARA SUPERARLO

05,06,2018|0 Comments

Sabemos que una de cada cuatro personas tiene miedo a acudir al dentista según revela un estudio publicado por la revista British Dental Journal, pero no temáis, hay formas de superarlo. ¿Qué puedo hacer si

CLAVES PARA UN CORRECTO CEPILLADO

01,06,2016|0 Comments

El cepillado de dientes es la rutina más esencial para mantener una buena salud bucodental. Para ello deben tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones: 1. Un cepillado después de cada comida, con un mínimo